Menú Principal
20 de junio de 2016

Ministra Saball y Director Ejecutivo de ONU-Hábitat destacaron importancia de la urbanización para el desarrollo de las ciudades

Durante su intervención, Joan Clos, también Secretario General Adjunto de Naciones Unidas, destacó la importancia de “usar la urbanización como una potente herramienta para avanzar en el desarrollo de los países”.

“Hábitat III será una excelente oportunidad para desarrollar un crecimiento armonioso de las ciudades, que ofrezca reales oportunidades a la gente”, expresó la Ministra Saball durante la actividad.

En compañía de la Ministra de Vivienda y Urbanismo, Paulina Saball, y del Director General de Política Exterior de la Cancillería, Alfredo Labbé, el Secretario General de Hábitat III, Dr. Joan Clos, participó del Encuentro La Urbanización como Herramienta para el Desarrollo. Camino a Hábitat III”, ocasión en la que destacó los principales lineamientos de dicha instancia internacional, a la espera del encuentro Hábitat III que se realizará en octubre de este año en Quito, Ecuador.

La conferencia, que se realizó en el Ministerio de Relaciones Exteriores, tuvo como finalidad conocer la línea de trabajo que está desarrollando Hábitat III, en la que destaca el trabajo de urbanización como pilar fundamental para alcanzar mayores niveles de desarrollo. Al respecto, Clos manifestó que “la urbanización no se puede entender como un fenómeno espontáneo que se maneja solo, sino que es la consecuencia de una serie de decisiones políticas y colectivas, donde el diseño juega un rol fundamental”.

A su vez, la Ministra Saball destacó el hecho que en el mundo la población urbana crece a pasos agigantados, lo que obliga a repensar el modo en que se concibe el desarrollo de las ciudades. “Tenemos un gran desafío y una enorme oportunidad para avanzar en tener ciudades más inclusivas si consideramos que la gran mayoría de las personas eligió vivir en las grandes urbes. Lo bueno es que hemos desarrollado una política de desarrollo urbano y un marco normativo que se ha fortalecido y que se está discutiendo en el Congreso”, explicó.

En relación a la creciente urbanización de la población, que en Chile alcanza el 90%, Joan Clos explicó que se trata de una herramienta muy importante para el desarrollo de las comunidades. “La calidad de la urbanización incide de manera directa en la calidad de desarrollo que tienen las ciudades. En la ciudad pasa todo lo relacionado con las personas, como el hecho que el 80% de los empleos con valor agregado se genera en ellas. Es por ello que desde Hábitat III proponemos un análisis profesional para entender qué significa la urbanización”.

El Director Ejecutivo de ONU-Hábitat explicó, además, que la densidad urbana requiere de una buena planificación y diseño, lo que no está ocurriendo en América Latina, donde se urbaniza con baja densidad, lo que a su juicio trae como consecuencia que estemos perdiendo una gran oportunidad de desarrollar ciudades armónicas.

“Aunque es del todo importante, no pretendamos que la urbanización resuelva todos los problemas, pero sí podemos exigirle que contribuya al desarrollo. Un país que quiera progresar debería cuidar mucho su urbanización. Eso definirá la economía que tendrá”, aseguró Joan Clos

En tanto, la ministra Saball explicó que se están haciendo importantes esfuerzos por armonizar el crecimiento de las ciudades con la generación de mejores condiciones para sus habitantes. “Somos todos corresponsables de los que ocurre en nuestros entornos y, en relación con la calidad de lo que se construye, es importante destacar que estamos avanzando en disminuir el déficit cualitativo, la descentralización, el ordenamiento territorial y la participación de las personas”.

Ministra Saball Joan Clos 2

Hábitat III en Quito, Ecuador

La capital ecuatoriana será sede de la Tercera Conferencia de las Naciones Unidas sobre Desarrollo Sostenible y Vivienda, Hábitat III, a realizarse en octubre de 2016. La Conferencia tendrá como objetivo asegurar el compromiso político por el desarrollo urbano sostenible e identificar y abordar los desafíos de la Nueva Agenda Urbana mundial.

Para Joan Clos, “la Conferencia es una oportunidad única para repensar la política urbana para que los gobiernos puedan responder mediante la promoción de un nuevo modelo de desarrollo urbano, capaz de integrar todas las facetas del desarrollo sostenible, promover la equidad, el bienestar y la prosperidad compartida”.